10 oportunidades que dejas pasar por no cambiar de trabajo

Tener trabajo es importante, en eso estamos totalmente de acuerdo, pero como siempre quiero reflejar en mis posts: ¿Quieres vivir para trabajar o prefieres trabajar para vivir?

Si tu respuesta es la primera opción, entonces te recomiendo que no sigas leyendo este post porque no te servirá de mucho.

En cambio, si tu respuesta es la segunda y quieres cambiar de trabajo seguro que te interesará lo que vas a leer a continuación.

¿Preparado? En marcha

VIVIR = TRABAJAR + SER FELIZ

Trabajar para vivir implica una variable más (muy importante) que normalmente no se tiene cuenta: Trabajar para vivir (+ ser feliz).

Pero esto muchas veces no se tiene en cuenta. Por desgracia la sociedad se ha acostumbrado a que hay que recibir un dinero cada mes, a pesar de que no gusta el trabajo que se está haciendo.

¿Por qué?

¿De verdad tienes que hacer unas tareas que te aburren?

¿De verdad tienes que aguantar a un jefe que no soportas?

¿De verdad debes convivir con tus X compañeros de departamento que no te caen bien?

¿De verdad estás desperdiciando más de 2400 horas al año no siendo feliz en tu trabajo?

Realmente, si es así, es una verdadera pena porque tú sabes que en el fondo estarías mejor haciendo otra cosa, otro empleo, algo que te haga más feliz y si no lo has hecho hasta ahora, básicamente, ha sido por:

  • Dinero
  • Familia
  • Inseguridad
  • Comodidad
  • Miedo
  • Riesgo

(…)

¿Me equivoco?

NUEVAS OPORTUNIDADES EN OTRO TRABAJO

Al fin y al cabo, estás actuando como una o con todas estas limitaciones, pero no solo te afecta a ti sino también a tu alrededor.

En el fondo, tú sabes bien que, si dieses con un trabajo que te llene, tú serás más feliz pero los de tu alrededor también.

Y piensa en ese trabajo que te puede aportar todo lo que ahora no tienes… cuántas posibilidades de crecer, cuántos momentos por vivir y sobre todo cuántas oportunidades que estás dejando pasar.

De hecho, sobre este último punto, quería compartir contigo la de oportunidades que no consigues por estar en un trabajo que te agobia. Yo he contado 10 que estás dejando pasar. Léelas y a ver si estás de acuerdo conmigo:

  1. Nueva empresa

Imagínate una empresa distinta, una con una misión, visión y cultura diferente. En esa empresa, además, tendrás nuevos retos que ahora mismo te están faltando.

Estarán en otra dirección, otra ciudad, otro país, lo que sea, pero ya estás viendo algo distinto. Tus ilusiones vuelven a nacer y vuelven a florecer para demostrar lo que realmente vales, que demuestres que eres un grandísimo trabajador.

  1. Nuevos compañeros

Tener nueva gente a la que conocer siempre es algo positivo. Es un “empezar de nuevo”, pero puede venirte bien ver nuevas caras. Además, ellos te pueden aportar visiones diferentes que antes no imaginabas.

Deja atrás a los compañeros tóxicos y busca algo más. Si aún no pudieras salir de tu empleo siempre puedes aprender a convivir con la gente tóxica como expliqué en este post.

Por cierto, es verdad que no todo será perfecto, que habrá gente con quien te lleves bien y gente con la que no, como en todos lados.

Sin embargo, el ser humano está hecho para relacionarse. ¿No quieres compartir experiencias con otra gente que no sea los que ves hace años?

  1. Nuevas tareas

Nuevo empleo = nuevas tareas. Pero ya te hacen salir estas de tu zona de confort anterior. Puedes hacer tareas muy distintas o muy parecidas a las que hacías antes, pero todo tu entorno ha cambiado, eso tenlo por seguro.

Además, al final la forma de trabajar de la empresa diferirá mucho del anterior, y si no es eso, será el sector, la manera de entregar los trabajos, los productos, los servicios…

  1. Nuevas experiencias

Si llevas tantos años en la empresa, ¿Cuántas veces has pensado que todo lo que te pasa es lo mismo que ayer y antes de ayer?

Ostras, imagínate, salir de los rutinarios momentos que estás viviendo en tu día a día. Supón que pasan cosas que antes no podías imaginar, buenas o malas, da igual, pero algo novedoso.

A mí por lo menos me pasaba cuando estaba en mi anterior empleo y si no, mira mi anterior post, yo me cambié, no fue fácil y cometí errores pero estoy feliz de la vida.

  1. Nuevos misterios

¿Qué es la vida sin nuevos misterios? Si no hay misterios, ¿No crees que es algo aburrida? Yo, por lo menos, así lo pienso.

Estar en un nuevo trabajo te implica salir de la zona de confort, pero retar a tu vida también te aporta cosas positivas. Esta te hace estar atento a todo lo que te pasa.

Yo necesito la sensación de algo de incerteza para mantenerme siempre alerta de lo que pasará en un futuro, me mantiene más a la acción.

  1. Nuevas sensaciones

Y hablando de sensaciones. La sensación de novedad, nervios (buenos), alegría, intriga y ambición es algo que, si llevas años en una empresa y encima te quieres cambiar, seguro que casi ni las sientes.

Es muy lógico que suceda cuando ya no hay nada que te motive. Tienes que volver a sentir lo que hace tiempo que no sientes. Ir divagando por la vida sin nada nuevo que tener entre manos no te aporta nada.

  1. Nuevos sueños

Consigues un sueño y de repente ya te viene otro. Puede ser que sea crecer en la compañía, estabilizarte laboralmente, aprovechar tus hobbies, disfrutar más de la familia, viajar más…

Lo importante es que cuando consigues un sueño (en este caso cambiar de trabajo), no hay que dejar que la rueda pare, que siga rodando y por lo tanto nada mejor que soñar a obtener más y más.  Es tu oportunidad de mantenerte siempre alerta para entrar en acción.

  1. Nuevos retos

Aiii, los retos, ¿Quién somos si no hay algo que nos rete en la vida? Retarse es algo indispensable y para mi diferente de los sueños.

Sueños siempre se tienen, retos depende de quién no. Hay gente que está a gusto con lo que tiene, y me parece perfecto, pero si hay necesidad de buscar otras barreras cambiarte de trabajo es tu gran oportunidad.

  1. Nuevas limitaciones

Ojo, que no todo es siempre bueno, que nuevo trabajo pueden ser nuevas limitaciones. Puedes tener un nuevo horario, un sueldo algo menor, otras responsabilidades con tu familia y amigos, más trabajo…

Todo esto depende del trabajo en el que cambies, pero te aseguro que una buena elección sustituye y sobrepone todas estas limitaciones que al final verás mínimas… recuerda, al menos eres feliz.

  1. En fin, nueva vida

Al fin y al cabo, lo que estás buscando, una nueva vida, algo que verdaderamente te motive y que te empiece a llenar.

Como digo siempre, esta nueva vida no será recta, habrá varias curvas… pero, ¿No estarías dispuesto a cruzar todas esas curvas si al final consigues tu felicidad? Yo, al menos, te aseguro que sí, y en esa búsqueda estoy.

Reflexiona, piensa en todo lo bonito que puede venir de aquí en adelante y ahora ponte en marcha. ¡Es tu momento!

 

Espero que te haya gustado este post y como siempre espero que dejéis comentarios, likes y compartáis si lo creéis conveniente.

 

¡Un saludo y a seguir adelante!

6 comentarios sobre “10 oportunidades que dejas pasar por no cambiar de trabajo

  1. Me sentí totalmente identificado con tu post por como me sentía en mi trabajo anterior. Después de 10 años haciendo lo mismo ya nada me motivaba y estaba mal (mi familia lo notaba). Hace 2 meses cambié de trabajo y como dices, no todo es color de rosas jeje. Mi sueldo es menor, la oficina me queda mas lejos, y estoy pisando terreno desconocido… pero a su vez son muy motivantes todos los demás aspectos… estoy feliz!!! Buen post!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s