No te prostituyas cuando busques trabajo

¿Qué curioso no? Muchas veces me encuentro a clientes y lectores que buscan o me piden trabajo y que harían lo que fuera por poder trabajar.

Lamentablemente, aún hoy día, me encuentro con estas situaciones en las que la persona se vendería a cualquier precio por trabajar.

En el post de hoy te voy a poner varios casos y te explicaré porque no debes ser una prostituta cuando busques trabajo.

¿Empezamos?

Allá vamos

¿Qué significa ser prostituta buscando trabajo?

La prostitución, a la cual tengo mucho respeto, se basa en vender tu cuerpo por dinero. Esta similitud la puedes encontrar con el trabajo mismo.

Imagínate, tú, desesperado, buscando trabajo y sabiendo que necesitas cualquier cosa para trabajar.

Por otro lado, la empresa, el profesional de RRHH, que sabe que estás desesperado por trabajar (casi) a cualquier precio.

Por suerte (o por desgracia), la empresa tiene casi siempre la sartén por el mango. Te pondrán unas condiciones X cuando te hagan la oferta y un salario, pero, si no lo quieres, no te preocupes que cogerán a otro.

A partir de ahí, es un juego en el que, si no eres fuerte mentalmente y no te haces valer como trabajador, perderás, pero te aseguro que hay maneras de solucionarlo esta situación.

Ejemplo de lo que yo llamo prostituirse

Imagínate esta situación:

Has encontrado una oferta de trabajo, aplicas y te llaman al momento.

Te explican de qué trata el trabajo y te suena bien, pero las condiciones son muchas horas y poco dinero. ¿Ahí qué haces?

En este caso hay 2 situaciones:

Que realmente necesites ese dinero, con lo cual es lógico y normal que tú lo aceptes.

Que no estés tan desesperado, pero que lo aceptes por miedo a no encontrar nada en un futuro.

Este segundo caso es el que te voy a ayudar a solucionar

¿Por qué aceptas unas condiciones así?

Cuando sucede esto es básicamente por esto: Te minusvaloras como trabajador y ahí está tu gran debilidad.

Al no creer que tú vales más que lo que te están ofreciendo (y que no encuentras trabajo), caes en el punto de decirte: “Bueno, acepto esto. Sé que valgo más, pero es lo que ahí”

¡¡¡ERROR!!!

No dejes que el miedo te invada.

¿Cómo solucionarlo?

Para solucionar esto primero hay que empezar pensando: “Sí, necesito el trabajo, pero, ¿Cuánto valgo yo?, ¿Cuánto valen mis servicios?

Obviamente hay que mirar el mercado y hay que ser también realistas, pero también algo muchísimo más importante: Saber decir que no

Cuando un reclutador te ponga unas condiciones que crees que no están dentro de tu rango salarial, por favor, di que no. O al menos no digas que no directamente, intenta negociar con ellos, porque amigo mío, negociar es posible.

Piensa también lo que ganas si dices que no:

  • Te valoras como un trabajador cotizado
  • Eres capaz de negociar con la empresa
  • La empresa sabe que no eres uno más que se vende por cualquier precio
  • Te autoempoderas tú mismo
  • Tu autoestima subirá

Yo sé que eres un gran trabajador

Y es que hablo directamente contigo porque sé que tú eres un ENORME TRABAJADOR, pero tu precio hace que seas uno más, tu calidad no la monetizas, la omites.

Hay muchas personas que son grandísimos trabajadores y que solo sobreviven con el dinero que ganan, hay otros muchos trabajadores que son pésimos en sus labores, pero ganan un dinero inhumano.

Además, seguro que ya has pensado en alguien, ¿Me equivoco?

¿Y por qué pasa esto?

Por 3 cosas:

  1. Se venden muy bien
  2. Se imponen un precio muy alto mínimo por el que trabajarían
  3. Saben decir que no

Estas 3 cosas te diferencian a ti de la otra persona. No es su experiencia, ni su calidad de trabajo, que seguro que tú eres 1000 veces mejor que él/ella, es su capacidad de venta y de creérselo.

Conclusión

Tú eres igual o mejor que otros muchos trabajadores que cobran más, lo único que tienes que hay que hacer es valorarte más a ti mismo y saber decir que no.

Fácil no es y requiere un trabajo constante, pero te aseguro que si lo haces, tu autoestima subirá, te valorarán mucho más como trabajador y tu rango salarial aumentará considerablemente.

Te animo a que lo hagas. Cualquier comentario estaré encantado que lo dejes en mi blog y compartas tu opinión y tu experiencia con los demás.

Un comentario sobre “No te prostituyas cuando busques trabajo

  1. Hola Javier,
    Suelo leer tus artículos, me parecen interesantes y bastante motivadores.
    Este comentario no viene muy al caso de tu post, pero no he podido evitar comentarte que tienes un error gramatical:
    “Bueno, acepto esto. Sé que valgo más, pero es lo que HAY”, no “ahí” como lo pones.
    Por lo demás, muy interesante. Si los que buscan empleo lo aplicaran, tal vez no quedaría otra que subir los sueldos 😉
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s